domingo, octubre 09, 2005


DJURGARDEN

He estado en una isla que solo es un parque y en un parque que solo es una isla. Fue lo primero, antes y durante el recorrido. En bicicleta. De esas del manillar muy alto y que frenan pedaleando hacia atrás. Por senderos. Rodeados de árboles. Con toda la gama cromática del amarillo al marrón. Bordeando el mar, atravesando bosques, campos de espigas. Huele a sano. A real. A verdad.
El parque se quedó en sólo una isla a la vuelta, cuando recuerdas lo tuyo, que hay más islas y más verdades…… pero hoy me quedo con ésta.

1 Comments:

Blogger Gustavo said...

Un viaje sola pero con muchas miradas a tu espalda. Una idea fantástica la de relatar la experiencia a la misma vez que la vives... Tienes un don al escribir, se queda uno con ganas de seguir leyendo... Sigue disfrutando de tí y de esas verdades que descubres, nosotros seguimos observándote de lejos pero sintiéndote cerca.
Un beso con mucho cariño!
Gustavo

8:22 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home